La formación continua del emprendedor

A lo largo de su trayectoria vital el emprendedor puede tener la sensación de que ha tocado techo, de que es muy difícil adquirir nuevos conocimientos y habilidades que vayan en beneficio de su proyecto y que es más fácil dejarse llevar por la rutina diaria, antes que ahondar en su fuero interno y tener tiempo para sí mismo para saber exactamente en qué mejorar. Este es un error que no sólo puede cometer un emprendedor, cualquier profesional puede caer en la arrogancia de que ya no necesita saber más, que no hay nada más por saber y aplicar en su día a día laboral. Esto evidentemente no es así. Un buen emprendedor no deja de aprender y mejorar durante toda su vida.

Día a día, de forma constante, sin que sean perceptibles, todos vamos incorporando nuevas experiencias a nuestro bagaje profesional a la hora de relacionarnos y hacer nuestro trabajo. Experiencias que nos modifican e influyen en nuestra forma de trabajar. Si el emprendedor quiere controlar este proceso y mejorar en beneficio de su proyecto, en primer lugar debe interrogarse con sinceridad y tranquilidad sobre qué es en lo que puede mejorar como empresario. Cuáles son las habilidades en las que se desea mejorar y qué conocimientos desea aprender y ponerlos en práctica en el trabajo. Para adquirirlas el emprendedor tiene que confiar en profesionales expertos que le ayuden a ser capaz de desarrollarlas.

Pero, ¿cuáles son las habilidades y conocimientos más valorados en los emprendedores?

  • Pasión por su empresa
  • Confianza en sí mismo para superar los obstáculos.
  • Capacidad para asumir riesgos.
  • Actitud positiva.
  • Desarrollo continuo de su liderazgo empresarial.
  • Talento comercial y social.
  • Contabilidad.
  • Conocimiento de la naturaleza humana.
  • Organización del tiempo.
  • Visión de futuro.

Estas son las habilidades y conocimientos más apreciados, cada emprendedor buscará fortalecer aquellos puntos débiles, que convenientemente aquilatados gracias a la formación, le harán ser un mejor empresario. Como dijo Warren Buffet “hay dos clases de personas que fracasan en la vida: aquellas que no saben nada y aquellas que creen saberlo todo”.